Gran final del festival de Eurovisión, Israel conquista al publico de Europa y al jurado profesional.

Eurovision

Written by:

El pescado está vendido. La carne se ha puesto en el asador… no hay nada más que hacer. De qué estamos hablando??? Por supuesto de la final de Eurovisión y de todo lo que deben haber hecho todos los representantes de los países que se quieren llevar el gran micrófono de cristal.

 

Israel Este año el anfitrión es Portugal, obviamente el ganador de la pasada edición: Salvador Sobral con la canción Amar pelos dois. De hecho se esperaba que hubiese sido la canción que abriese la final; pero en vez de seguir con la tradición Portugal ha optado por poner la canción por excelencia lusa, patrimonio de la Humanidad por la UNESCO que es el fado. Las cantantes son las dos grandes voces de este género Ana Moura Y Mariza, la que llaman la heredera de la gran Amalia Rodrigues. A continuación han entrado dos Djs del panorama musical portugués para realizar el desfile de banderas, incorporado desde el festival del 2013.  Con cada bandera aparecen los representantes de cada país. En ellos pueden ir con los vestidos de la puesta en escena o llevar un vestido diferente.

 

Tras esta puesta de gala de Portugal, muy descafeinada para ser una final, aparecen las diferentes presentadoras, que tras presentarse y ver el orden dan paso a las canciones. Por no repetir lo mismo de los dos anteriores post solo se destacarán por tanto en el Big 6 y no las 20 canciones que pasaron en las dos semifinales.

 

Israel España. La canción Tu Canción, interpretada por Amaia y Alfred. Nos ha tocado muy pronto y entre dos canciones bastante movidas, lo cual puede beneficiar por ser un balón de oxígeno entre Ucrania y Eslovenia. La canción se desengranó en un post. La puesta en escena no ha estado mal. Comparándola con los ensayos ha mejorado mucho ya que parece que les han dejado más vía libre para expresarse y ver la complicidad que hay entre los dos. Como no, nos esperábamos el beso final que no ha podido ser por miedo de ella, en mi humilde opinión. En cuanto al vestuario y la iluminación es donde han fallado, ya que empezando por la luz la habría hecho más en azules y blanco y no en dorado y marrón por el sentimiento que lleva esta pieza, pues son los sentimientos que se manifiestan entre ellos. En cuanto al vestuario escogido ha sido un error garrafal; pues ha querido ser desenfadado y parece que hayan querido representar la moda de cuando España ganó el festival de Eurovisión. Es una estética que aporta muchos años a los dos enamorados; aunque es más nítido en Amaya. Yo hubiese apostado por un vestido blanco con pedrería de corte griego o imperio con un cíngulo dorado que le cayese por un lado. Llevaría una pequeña cola recogida en la muñeca, como si fuese una bailarina de salón de baile, haciendo un guiño a su letra. De todos modos es una canción con una puesta en escena resultona y si nos fiamos de las casas de apuestas puede darnos más de una sorpresa. Por suerte no ha habido ningún gallo jejeje, ni ningún espontáneo que nos amargue a nuestro representante.

 

Portugal. La canción O Jardim interpretada por Cláudia Pascoal. El anfitrión ya no participa el último sino que se inserta como uno más en esta final. Por ello les ha tocado en la primera parte. En cuanto a la canción es muy personal con unos toques de soul mezclado con canción de autor que hace un guiño a Salvador. De ese modo han seguido por una puesta en escena intimista y que no juega con demasiado color. La mayor carga de este, se encuentra en el pelo rosa de la intérprete principal.

 

Reino Unido. La canción Storm,  interpretada por Surie. Una de las favoritas por las diferentes muestras de coro que se escucha por el público asistente al evento musical europeo. En cuanto al vestuario es muy acertado por la intensidad que le han dado con los cañones centrados en esa indumentaria blanca nuclear, incrementada por la sucesión de rombos en turquesa que hacen una especie de túnel. Había dicho que menos mal que no habíamos tenido un espontáneo; pues en este año le ha tocado a este país que no solo ha subido al escenario, sino que además le ha cogido el micro a la representante y ha dicho algo que no lo he llegado a comprender. Dar la enhorabuena a la cantante, por en primer lugar conseguir seguir sin derramar ni una sola lágrima, y en segundo por sacar fuerzas para conseguir subir su intensidad, a modo de decir, por mis narices voy a poder contra todo lo que se me ponga por delante porque represento a mi país. Posiblemente le dé más votos, como nos dio a nosotros en el 2010 con Daniel Diges y su Algo Pequeñito. Del mismo modo que aquel año, se volverá a interpretar al final de las canciones oficiales. Definitivamente la delegación británica ha decidido no volver a realizar la canción una segunda vez por la gran satisfacción en la realización de la cantante y su coraje.

 

Alemania. La canción You Let Me Work, interpretada por Michael Schulte. Una de las canciones de autor de este año. Dedicada a su padre que falleció cuando tenía 15 años. Es una canción de alabanza a ese padre que ya no está y que tanto le ha dado en la vida. Él era su héroe, su guía y su vida en la que siempre se acuerda de él en todo momento por marcarle tanto. De ese modo la puesta en escena se centra en la persona del cantante del que una parte de él es su padre; pues como Michael dice está hecho de la ilusión de dos corazones.

 

Francia. La canción Merci, interpretada por Madame Monsieur. Es una de las canciones más reivindicativas, ya que relata la historia de Merci, uno de los miles de refugiados de Siria y el periplo de cosas que le van pasando. La puesta en escena es visual; pero no destaca, así como la canción que no despunta demasiado. El detalle de hacer interaccionar con el público me parece muy acertado; pero desluce el resto de la misma pues es demasiado lineal. A pesar de ello tiene bastante apoyo. Veremos que sucede al final; ya que en este mundo nunca se sabe y menos este año lo que puede suceder. En cuanto al vestuario está hecho por Jean Paul Gaultier, un gran diseñador que es un gran eurofan y ha hecho varios de los modelos de otras ediciones.

 

Italia. La canción Non mi Avete Fatto Niente, interpretada por Ermal Meta y Fabrizio Moro. Son los ganadores del Festival de San Remo, uno de los festivales, que junto con Eurovisión han perdurado en la historia de Europa. Este año surge esta pareja de chicos realizando una canción que mezcla el rap con el pop en pequeñas partes; pero casi todo es rap. Es una canción de carácter enfadado que a pesar de hacer todo lo malo que han hecho el islamismo en toda Europa no ha sido capaces de minar el espíritu de protesta e intentar conseguir los derechos de libertad y expresión. No me habéis hecho nada, no me habéis dicho nada, porque mi vida sigue adelante. Una gran muestra de la rabia que unos pocos quieren provocar al resto. Para ello la puesta en escena es el color de la protesta que es el rojo sangre, así como un símbolo de la sangre que han vertido desde Asia hasta Londres.  Recuerda bastante a las canciones de Neck. Ha sido un grande broche final a las canciones candidatas a la elección del ganador del festival.

 

Una vez realizadas las canciones se abren las líneas para votar. Para ello se hace un resumen de las canciones que han participado para que sepa el código que se tiene que enviar para enviarlo. Para el intermedio se ha puesto a Sara Vares, BRANKO y Plotinio para hacer un directo muy intimista al principio con un rap. Continúa con un estilo africano, parecido a un espiritual. Bajo mi punto de vista es un espectáculo que deja bastante que desear en cuanto a organización y a seguridad se refiere.

 

Julio Resende y Pablo Sobral, por fin, hace su aparición en la gran final después de su trasplante de corazón. Se retiró después del festival para recuperarse. Sigue con su estilo peculiar de cantar, que lleva a la intimidad de cada uno y conectar con el yo interno, como diría Feud. Finalmente se llegó a escuchar la canción ganadora del año pasada junto con uno de los cantantes brasileños que más le gustan a Salvador, Caetano Veloso.

 

Las votaciones han sido lo más interesante de todo el festival de Eurovisión; debido a que nos han pegado al asiento en todo momento. Desde las realizadas por los jurados, que veíamos que la mayoría votaban canciones con grandes voces, como Estonia, o por grandes puestas en escena, como es el caso de Chipre; termina dando la victoria por jurados a Austria. Un victoria muy merecida; pero sabemos cómo es esto y queda la parte del público. En ese momento España se quedaba en el puesto 18 de la clasificación. En las votaciones del jurado han dado un vuelco grande, pues países que no habían tenido casi votos, un ejemplo es Italia que de estar en un puesto 22 pasará a tener un top 5. Con ello se sabía que todo podía suceder. Y así ha sido. Israel se ha llevado la victoria obteniendo finalmente más de 500 puntos. España finalmente se ha quedado en un decepcionante 23 puesto. No sabemos conquistar a Europa desde hace mucho tiempo, ya que no subimos de un 10 puesto. Israel sí que ha sabido conquistar a Europa con una canción protesta, el bullying que a muchos nos ha tocado vivirlo desde muy cerca, con un ritmo muy interesante que ha sabido unir a los jurados y a la audiencia.

 

Felicidades a Israel y queda hacer las maletas para Israel 2019.

Post escrito por Aurelio Pérez

<strong>Compártelo en...</strong>Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *